Mochila de porteo Ergobaby Adapt

martes, 1 de mayo de 2018

Hola de nuevo!!

Esta vez me paso por aquí para contaros mi experiencia por la mochila de porteo Ergobaby Adapt.  Llevamos usándola un par de meses (no todos los días porque Jorge suele ir en el carrito), pero sí a menudo y ya puedo contaros mi experiencia. Para mí ha sido la solución para poder ir sola a hacer alguna compra rápida.



Ayer fuimos mi marido y yo, aprovechando que hacía buen tiempo, a pasear por la montaña y así dar con Jorge un paseo diferente al que hacemos a diario. Así que aprovechamos para usar la mochila y hacer de paso algunas fotos.

Me decanté, dentro de la marca Ergobaby porque me habían hablado maravillas de ella, por el modelo Cool Air ya que iba buscando una tela que no diese mucho calor por varias razones: En esta zona suele hacer buen tiempo, el peque es bastante caluroso... Así que su tela transpirable me pareció perfecta.

Es muy fácil de colocar, la verdad que me la pongo sola, no necesito que haya nadie conmigo para poderla usar y como los cierres son de hebillas es súper sencillo, sientes que está bien sujeto, por lo que voy segura.




La mochila la podemos usar en tres posiciones diferentes: Delantera, a la cadera y a la espalda. La recomendación de los expertos en porteo es que se les puede llevar delante hasta que tu barbilla ya les roza si les das un beso porque, en teoría, puedes tener menos campo de visión y arriesgarte a una caída. 


Es apta para utilizar desde los 3,2 kilos hasta los 20 kilos. El asiento ergonómico se ajusta con unos velcros de forma sencilla para adaptarse al crecimiento del bebé desde su nacimiento sin necesidad de un cojín elevador, que te puede hacer dudar si está bien colocado. De esta manera estoy tranquila ya que tiene la postura correcta: espalda en forma de C, piernas en formando una M...
La mochila, además, incorpora la opción de cruzar los tirantes, cosa que he agradecido mucho ya que no soy corpulenta. Está pensado para ofrecer un mejor ajuste a las madres de pequeña estatura o en el caso de bebés más pequeños. Sus tirantes están acolchados, algo curvados y consiguen así que sean bastante cómodos, no se resbalen de los hombros y no se claven. Algo que se agradece también es su soporte lumbar, que lo puedes colocar según estés más cómoda, facilitando el reparto del peso y haciendo el porteo mucho más cómodo para nuestra espalda.






También cuesta con la opción de ajustar el soporte para la cabecita y el cuello, el cual es acolchado y plegable que se adapta fácilmente a la evolución de los peques.
Tengo que decir que Jorge va muy cómodo en ella porque a los cinco minutos o menos se queda dormidito. Con lo que me cuesta dormirlo en casa!!

Espero haber despejado dudas sobre esta mochila o haberos decidido por este modelo si estáis en busca de una.

Besitos y nos vemos en el próximo post.

No hay comentarios

Publicar un comentario