¿Qué es un escape room?

miércoles, 17 de abril de 2019

Hola!

Hoy me gustaría hablaros de los Escape Room, ¿sabéis lo que son?  La última vez que hice uno, os lo comenté por Stories pero muchos no lo conocíais. Son juegos en los que hay que intentar escapar de una habitación en la que has entrado con tu grupo y hacerlo en menos de un tiempo definido, normalmente una hora.



Para poder conseguirlo hay que resolver una serie de juegos que dentro de la sala están preparados para ser resueltos gracias a la observación, el ingenio, el juego en equipo, la lógica, etc, en ningún caso con la fuerza, ya que de esta forma sería demasiado fácil y no tendría ningún mérito.
Son, por tanto, juegos para grupos en los que hay que superar una serie de retos dentro de la habitación, ayudados por pistas, detalles y elementos que se encuentran dentro de la sala, y que os proporcionarán información para poder resolver cada uno de los juegos, y conseguir así claves para candados que encierran cosas o para seguir con el hilo conductor que os llevará hasta lograr escapar.

Cad sala de Escape Room está ambientada de una forma concreta para transportar a los jugadores hasta una situación y temática y tengas que conseguir resolver un objetivo definido, el cuál será previo a lograr escapar, que es el logro final y definitivo de los Escape Room.

Ultimamente me estoy aficionando a estos juegos, me parecen súper divertidos para realizar junto a amigos o familia sobre todo un fin de semana. Por un rato te ves sumergido en otro realidad viviendo la situación al 100%. Supongo que habrá salas de todo tipo, pero en las que he estado estaban tan bien tematizadadas que me he metido en la situación totalmente. En una de ellas, pasando de una sala a otra por debajo de un escritorio, me di un susto con los ruidos de la sala que hasta me rompí las medias. Así que dato importante: Id con ropa cómoda ;) No he hecho muchos, tan solo tres pero poco a poco me gustaría ir haciendo más ya que por un rato desarrollas la imaginación, la lógica y te sorprendes en muchas ocasiones de ver de lo que eres capaz. Es un juego en equipo y siempre hay cosas que a cada uno se le da mejor, por lo que con la aportación de todos se consigue salir.

Esto respecto a los niños está súper bien para obligarles, a modo de juego y sin que se den cuenta, a desarrollar la lógica, pero al menos en mi zona no hay ninguno que esté adaptado a ellos. He hecho en el que participó un niño de mi familia, se lo pasó muy bien, pero las pruebas no están adaptadas para ellos.


¿Qué tipo de pruebas puedo encontrarme?

Hay tantas pruebas de escape room distintas como te puedas imaginar, puesto que el único límite es la creatividad de los diseñadores. ¡Te puedes encontrar con todo tipo de acertijos, puzles y props!

Se le llama props a los diferentes elementos de una sala de escape con los que puedes interactuar y existen millones de estilos diferentes.

- Candados: Los candados son la esencial de los juegos de escapismo y, a la vez, jamás pasan de moda. Los candados pueden abrirse con una llave, con una combinación numérica, de letras...



- Puzzles: Básicos, simples y, sin embargo, ¡estimulantes! Lo habitual en las salas de escape es que los puzles que tengas que resolver no tengan demasiadas piezas -no se trata de que te pases una hora montando una pintura paisajística- y sirven para desvelar nuevas pistas.

- Cajas puzzle: Son cajas que solamente se pueden abrir si conseguimos resolver el puzzle de su mecanismo, colocando las piezas correctamente o resolviendo el rompecabezas que las componen. En su interior pueden contener una llave, una pista, etc.



- Máquinas de encriptación: Habitualmente constan de engranajes y ruedas y sirven para encriptar mensajes que los jugadores de la escape room tendrán que decodificar.


- Acertijos: Similares a las adivinanzas, los acertijos ponen a prueba nuestro razonamiento lógico y son todo un desafío.


- Rueda de cifrado: Son ruedas concéntricas que encriptan un mensaje usando símbolos o letras aleatorias. Algo así como una piedra rosetta con la que descifrar la siguiente pista en una sala de escape.






Espero que haya resultado interesante y os haya entrado la curiosidad de realizar alguno ;)

Jugando con arena mágica

lunes, 1 de abril de 2019

Previniendo los días lluviosos que nos esperaban, para entretener a Jorge, ya que los juguetes en sí de momento no lo han conseguido. Normalmente los coge durante un espacio muy breve de tiempo, suele preferir cualquier otra cosa.



Tengo claro que quiero estimular a Jorge con experimentos, manualidades siempre adaptados a su edad así que creo que va siendo la hora de comenzar. Estuve mirando plastilinas y pastas de modelado pero finalmente me decidí por la arena mágica ya leí sus numerosos beneficios y me convencieron.

Recalcar que la mayoría son a partir de 3 años pero en concreto la que le cogí es a partir de 18 meses. De todas formas se puede hacer en casa a base de harina, aceite y tinte alimentario por lo que no conlleva ningún riesgo para el peque.

Voy a detenerme un momento ya que a lo mejor no a todo el mundo le queda claro lo que es y me estoy yendo de ligera ;)








Es similar a la arena de la playa pero se vuelve más moldeable, pudiendo crear una infinidad de figuras. No es tóxica tampoco contiene gluten y alergenos, si la recogemos bien no se seca nunca.
Tiene una textura muy esponjosa, ya que cuando la presionas queda compacta por eso podemos hacer figuras con los moldes. Es un material moldeable que no mancha, no huele y no ensucia porque es una arena que no se esparce.

A casi todos los niños les encanta jugar con la arena en verano de esta manera lo podremos hacer durante todo el año, ademas jugar con la arena mágica en casa es muy fácil y limpio, este tipo de arena solo se adhiere a sí misma ni en las manos.


¿Cuáles son sus beneficios?

- Es un material sensorial:  La arena es uno de los materiales más sensoriales que podemos tocar… y con los que poder jugar. Tocar y deslizar arena entre los dedos es todo un placer. Apreciar el tacto y la temperatura natural proporciona muchísima información sensorial a los peques.

- Creatividad: Con ella los peques pueden desarrollar su imaginación y creatividad creando los objetos que más le gusten, se imaginen...

- Juego simbólico: Con la arena mágica pueden jugar a inventarse mil historias favoreciendo el juego simbólico.

- Psicomotricidad fina: Para jugar con esta arena, al igual que con la de la playa usan moldes, pala, rastrillo, cubos... Todas estas herramientas le ayudan a desarrollar la coordinación oculo-manual.

- Socialización: Si juegan en grupo desarrollarán el trabajo en equipo.

- Relajación: Al concentrarse en hacer figuras, llenar moldes, etc, la mente se concentra en ello y se relaja.



 ¿Cómo hacer arena mágica casera?

Es una manualidad muy sencilla que podemos hacer junto a nuestros peques, así los tendremos doblemente entretenidos: durante su elaboración y después mientras juegan con ella.

Materiales:
– Harina.
– Aceite de girasol (también puedes usar aceite vegetal o aceite de bebé).
- Colorantes alimentarios en gel
– Una cuchara sopera.
– Un bol.
– 4 platos de plástico.
– Guantes de látex o vinilo.
– Una caja reciclada de otra cosa o similar, que la utilizaremos como recipiente para guardar la arena.

Elaboración:
1. En un bol, echamos 8 cucharadas soperas de harina y 2 de aceite de girasol. Después, removemos con la cuchara hasta que se mezcle todo bien. Aunque yo os aconsejo que os lavéis bien las manos y terminéis de manipular la mezcla con ellas. Pero, si ha quedado un poco seca, añadiremos un chorrito de aceite y volveremos a mezclar. Si por el contrario, ha quedado aceitosa, echaremos un poco más de harina.
 2.¿Cómo sabremos cuándo está lista? Pues, una vez que nos de la sensación de que tenemos arena de playa húmeda en las manos significa que nuestra mezcla ha llegado a su momento óptimo. Ya está lista. En definitiva, debemos observar que al manipularla se forma una masa compacta. Pero, que se deshace con facilidad al tocarla un poco con los dedos.

3. Ya esta lista la arena mágica casera. Pero, si queremos darle diferentes colores, debemos ir mezclándola por separado con los diferentes tonos de colorante alimentario.



Esto ha sido todo por hoy!! Espero que os haya parecido interesante :) Si os animáis a hacerla me lo podéis contar en los comentarios.

Hasta el próximo post!